viernes, 31 de diciembre de 2010

GLAZZ en Directo - Sala MILWAUKEE 30-12-2010


Asistimos al último concierto del año 2010. De nuevo la Sala Milwaukee de El Puerto de Santa María, pero con su escenario interior de invierno.

Los tres jóvenes de Glazz han aprendido y mucho. Se han convertido en uno de los grupos relevos de la nueva generación, tan importante y deseado. Han sabido abrirse un hueco en el panorama actual y servir de revulsivo para muchos jóvenes del momento.


Su música es Free, quiere decir que cabe todo (toques de jazz, blues, rock progresivo…) y por eso se han abierto a un gran potencial de público que busca calidad y música fresca y espontánea.

Lleno total de público heterogéneo, que recibió a una formación telonera llamada “Lasortie” con ideas innovadoras. Aún así todos estaban pendientes de unos Glazz que andan a caballo entre su primer y segundo disco.


El repertorio fue explosivo, contundente, virtuoso y divertido. Con guitarra, bajo y batería son capaces de conseguir muchos registros y alternar sonidos de todo tipo. Nadie echa de menos ni una voz, ni teclados, ni vientos. Glazz son maestros para ello y le sacan el máximo partido a su música.

Cerca de hora y media de buena música, merchandising y hasta una cesta de navidad que sortearon entre los asistentes. Y es que Glazz es mucho más que un grupo, es una marca que sabe aprovechar todos los factores comerciales y de difusión. Presentaron nuevas camisetas bajo sus habituales trajes de cocineros y avanzaron algunos temas del nuevo trabajo que saldrá pronto.


Entre matices crimsonianos, wah wahs a lo Jimi Hendrix o divertidos ritmos funkies, destacaron ciertos sonidos muy andaluces cercanos a los primeros Califato Independiente. La noche fue, sorpresa tras sorpresa, presagiando un futuro muy prometedor para José Recacha, Dani Escortell y Javi Ruibal. Ellos son Glazz, indiscutibles, inseparables e insuperables. Son uno de los mejores exponentes de la música de nuestra tierra.

Fotos Arabiand Rock

domingo, 28 de noviembre de 2010

OMNI Y LOS SOLOS EN SALA KILOMBO (JEREZ) 27 DE NOVIEMBRE DE 2010








Otra noche jerezana de música en vivo. Y es que parece que Jerez comienza a contar con una buena red de salas de concierto o, al menos, locales donde se valora tener música en directo. En esta ocasión ha sido la Sala Kilombo. Este fue el escenario donde han actuado por primera vez juntos OMNI y LOS SOLOS.

Esta bien eso de actuar dos bandas en una noche. Se propicia el intercambio de sonidos, alarga el espectáculo (como un 2 x 1) y atraen a más público.

Los primeros en abrir fuego fueron OMNI con su actual formación, que venía de hacer otro combinado hace unas semanas con ONZA. De nuevo los legendarios músicos del Baja Prog pusieron en directo su elaborado sonido. La buena acústica de la sala ayudaba, ya que hay locales donde es realmente dificultoso sonar medianamente bien.

OMNI dio un repaso a los temas más representativos de sus discos. Los allí presentes tuvimos la oportunidad de sentir las vibraciones que el grupo transmitía consiguiendo así conectar perfectamente con la audiencia.



Las guitarras de Mike Starry y Salvador Vélez, el bajo de José Luis Algaba, la batería de Mario Bocanegra y los teclados de Ignacio Rodríguez “Curri” se hicieron sentir con una buena ejecución y conjunción en el sonido. Presentaron por segunda vez su nuevo tema “Lidia”, preciosa y delicada composición que poco a poco van puliendo y dándole forma hasta conseguir su formato definitivo.

Aunque el público que no acudió en masas, dado que a la gente le cuesta pagar una entrada (por pequeña que sea) los asistentes estuvieron a gusto y pudieron disfrutar de una noche repleta de progresivo y hard rock.




Para cerrar la noche y bajo el nombre de LOS SOLOS se presentó una versión actualizada de éste legendario trío rockero jerezano. Los hermanos Gil de Pinedo (formación original), Luis (guitarra y voz) y Tito (Bajo y coros), se acompañaron de Toni Linares Hidalgo (a la batería) e Ignacio Rodríguez “Curri” (a los teclados), éste último haciendo doblete con su participación en los dos grupos.





Sonido contundente, compacto, muy ensayado. Nos sorprendieron gratamente a los asistentes que pudimos retroceder en el tiempo para recordar aquellos discazos de hace treinta y picos años. LOS SOLOS consiguen que los jóvenes descubran la música de aquellos veteranos grupos de los años 70’s, tan importantes para en el panorama mundial. Es una forma de incentivar la cultura musical hasta el punto que estos chavales terminan buscando su discografía, lo mismo que ocurre con nuestro rock andaluz, que a medida que los jóvenes lo van descubriendo se van sumando.

El repertorio elegido fue prácticamente un tributo a Uriah Heep, ya que todos los temas que versionaron fueron de ésta popular banda.




La noche se cerró con “Rain”, una preciosa balada interpretada sin batería y sin guitarra, sólo piano eléctrico y bajo, pero cantada por Luis, poniendo un magnífico broche de oro a una noche de música en directo con buen ambiente, entre copas y buenos amigos.

lunes, 22 de noviembre de 2010

ANTONIO SMASH EN SALA TIO ZAPPA (JEREZ) 19 DE NOVIEMBRE DE 2010


De nuevo Antonio Smash en concierto por la zona de Cádiz. Parece querer recuperar el tiempo perdido o, al menos, alejar la distancia musical que siempre ha existido entre Cádiz y Sevilla.
En esta ocasión ha venido con formato de trío: Antonio Smash (voz y guitarra), Lourdes Rodríguez (voz y percusión) y Daniel Cortés (guitarra). Antonio y Lourdes ya han participado en muchas actuaciones como dúo, por lo que su experiencia y compenetración es notable. La novedad es Daniel, joven guitarrista sevillano con trayectoria en el mundo flamenco y jazzístico, que desarrolló un sonido eléctrico de apoyo a los acordes de Antonio y demostrando gran técnica con el “slide guitar”.



Como escenario: la Sala Tío Zappa, que estrena programación musical con la idea de crear costumbre y conseguir captar el público jerezano y de la zona. Ante la celebración de conciertos surge una preocupación. Los artistas quieren (y deben) actuar a una hora prudente, pues se trata de un trabajo en forma de espectáculo, que necesita su tiempo y después su merecido descanso. Frente a eso, un público sale a la calle muy tarde, por lo que es difícil combinar el momento música en vivo y el momento copas.



Aún así, mientras iba transcurriendo el concierto se fue incorporando un público que se enganchó al show, hipnotizado y animado.
Antonio ofreció temas de sus viejos tiempos con Smash, material de su disco en solitario “Jardín Eléctrico” y sus nuevas composiciones de “Balas de Amor”, al margen de algunas versiones increíbles de Eric Burdon, JJ Cale, Jefferson Airplane e incluso Mamas and Papas.
La mezcla de sonidos y estilos propició un repertorio variado y escalonado, que consiguió sorprender a sus seguidores y nuevos receptores. El formato que usa es ideal para salas de medio tamaño. Su virtud es la paciencia, pues sabe adaptarse a los tiempos, consciente de que la música en vivo está por encima de los cambios del mercado discográfico y otros fenómenos tecnológicos.



Jerez reconoció el trabajo de Antonio, felicitándole y quedando a la espera de un nuevo EP que editará muy pronto. Ahora sigue su ruta en carretera por otros lugares de nuestra singular Andalucía. Esperamos verlo pronto de nuevo.




Fotos Arabiand Rock

viernes, 19 de noviembre de 2010

Manuel Imán Band en Sala Paúl (Jerez) 5 de Noviembre de 2010




Manuel Rodríguez, el famoso guitarrista del legendario grupo de rock andaluz Imán Califato Independiente, ofreció la noche del pasado viernes cinco de Noviembre, uno de los conciertos más valorados y que más ha satisfecho a sus incondicionales seguidores. Esta vez se ha presentado como “Manuel Imán Band” ofreciendo una de las actuaciones más gratificantes y emocionantes de los últimos tiempos, tanto en solitario o como trío.
Acompañados de unos músicos experimentados arrancó los aplausos del público en cada tema que ponían en escena.



Manuel aparecía esta vez acompañado de Jimmy Glez (González) batería de Barbate afincado en la ciudad de Sevilla, que ha grabado 60 discos con numerosos artistas y 3 propios producidos por él mismo. Ha acompañado en directo a artistas como Kiko Veneno, Los Delincuentes, Niña Pastori, Raimundo Amador, Antonio Orozco, John Cale y Jackson Brown, entre otros muchos más de gran prestigio.



El trío se completa con el bajista Fernando Lamadrid, otro fenomenal músico sevillano, autodidacta, que ha trabajado con Raimundo Amador, Silvia Pantoja y Miguel Ríos entre otros. Igualmente ha acompañado a artistas como Joaquín Sabina o Ana Belén, y también ha colaborado en la grabación de numerosos discos.

Ellos dos junto a Manuel, se montaron un buen show. No necesitaban más instrumentos para demostrar que con tres músicos profesionales es más que suficiente para satisfacer al público.




Manuel Imán formó esta banda para conseguir un sonido uniforme y compacto, y así fue. Con un repertorio bastante variado, paseando por el blues, asomando al jazz, jugueteando con la psicodelia y trabajando el rock, hicieron largos pasajes musicales, entre los que destacó la pieza en la que Manuel apareció en el escenario acompañado solamente por Pedro Pimentel tocando la guitarra española e interpretando dos temas preciosos. Uno de ellos fue una peculiar versión del famoso “Niños” de Imán, siendo una delicia para el público y los amigos de Manuel que se reunieron esa noche en torno a él. También fue invitado a subir al escenario Tito Gil, el conocido bajista jerezano que hizo dos temas junto a nuestro querido Manolito.




Una de las características de Manuel Imán en sus apariciones es marcarse su siempre esperada “Imanada” que tanto agradecen sus fieles seguidores. Se trata de improvisar con su guitarra eléctrica sobre alguna base de sonido arábigo-andaluz.

El público, no muy numeroso, estuvo en todo momento entregado a lo que se cocía en el escenario. Pasamos otra bonita noche compartiendo unas copas y disfrutando de la presencia de Manuel Imán en uno de sus conciertos más acertado por el repertorio, y más saboreados por todos aquellos que acuden a la llamada y al poder de atracción del imán que siempre lleva dentro Manuel. Felicidades.



Fotos Arabiand Rock

ONZA Y OMNI EN SALA MILWAUKEE (EL PUERTO) 29 DE OCTUBRE DE 2010



Por primera vez después desde sus comienzos los grupos ONZA y OMNI actúan juntos.

Estas vecinas bandas, ONZA (de Jerez) y OMNI (de El Puerto-Jerez), que han seguido una trayectoria muy similar en tiempo y forma: 25 años en los escenarios y tres discos editados por cada formación, han compartido juntos las tablas.

Se trata de dos grupos que han experimentado el hecho de ser más reconocidos fuera que dentro de nuestro país.





ONZA se creó bajo la dirección del guitarrista Jaime Padilla, que compone la gran mayoría de los temas. Con una magnífica primera formación editan el disco “Reino Rocoso” (1990). Más tarde, Jaime continúa con nuevos músicos y pasa por distintas etapas editando de forma espaciada otros dos trabajos, “Zona Crepuscular” (2003) y “Paradigma” (2007).

El caso de OMNI es muy similar, si bien esta banda tuvo su comienzo (estamos hablando de 1988), desapareció cinco años después, para volver en el año 2000 con fuerza y constancia. Editaron tres magníficos trabajos: “Tras el Puente” (2000), “El Vals de los Duendes” (2002) y “Sólo fue un Sueño” (2007). Algo muy curioso a destacar entre los melómanos es que Chano Domínguez formó parte de la primera formación de OMNI, de hecho fue quien grabó su primer trabajo.

Dicho estos datos, entramos en la noche del directo. Bastante gente y expectación en un local portuense que comienza tener un bagaje en conciertos de todos los estilos.

A pesar del gran retraso en el comienzo del show, el público recibió con entusiasmo a unos ONZA renovados musicalmente. Jaime y cuatro nuevos músicos jerezanos (nuevos en ONZA, que no en la escena rock) que fueron capaces de desgranar temas de todos sus discos. Intercalaron temas instrumentales con otros vocales, sabiendo mantener un buen equilibrio musical y un repertorio para todos los oídos.




Las dimensiones del local permitían un sonido cercano y muy en contacto con la audiencia. Después de muchos años estos jerezanos han llegado a la madurez con buena técnica y un cierto virtuosismo, dosificado en los temas.

El sonido de ONZA sigue siendo progresivo entremezclando elementos melódicos y más duros, sabiendo compaginar lo nuevo y lo de antes. Dejaron un buen sabor de boca por su sencillez y buen hacer.




La formación actual de ONZA es: Germán González a la voz, Daniel Torres a la batería, Javier Salmerón al bajo, Víctor Pacheco a los teclados, y Jaime Padilla a la guitarra y coros.



Bastante después llegaron los OMNI, que tras una etapa de receso musical vuelve a aglutinarse con su primera formación 100% portuense. Ellos han arrancado esta nueva etapa con el propósito de que vuelva el misticismo a la banda, dejan atrás momentos de más ejecución y técnica para profundizar en sinfonías, improvisaciones y acercamientos de nuevo a Al-Andalus.
Aunque tuvieron un momento vocal, el gran repertorio que ofrece este combo progresivo gira en torno a lo instrumental.




Como siempre, las inconfundibles guitarras de Mike Starry y las texturas de José Luis Algaba (bajo) y Salvador Vélez (rítmicas). Mario Bocanegra (batería) derrochó energía a la antigua usanza, incluso con un solo de batería, algo que se estaba perdiendo últimamente. El nuevo fichaje es Ignacio Rodríguez “Curri”, un joven y prometedor teclista jerezano que compagina su trabajo en OMNI con LOS SOLOS. Este chaval tiene verdaderamente un buen futuro en la música.






La música de OMNI encandiló al respetable. Poco a poco fueron enganchando al público como ellos saben hacer. Todos salimos de allí con las pilas puestas”, con la sensación de recobrar la buena música en directo y satisfechos de tener en nuestro entorno a músicos de este calibre. Ojala se repita la experiencia. Felicidades a todos.





Fotos Arabiand Rock

domingo, 24 de octubre de 2010

PABLO GUITARRO Y AMIGOS EN SALA EL TRIPLE (JEREZ) 22 OCTUBRE 2010



Nueva reunión de amigos y melómanos en torno a un cartel atractivo y expectante. El anunciar a cuatro músicos tan dispares musicalmente y con distintas personalidades llamaba la atención.

El artífice de este encuentro era el siempre activo e inagotable Pablo Rodríguez “Guitarro”, músico de gran trayectoria en innumerables directos. Es un “todo terreno” de los escenarios con unas tremendas tablas.


Tras una semana de ensayos en Caños de Meca se preparó un repertorio variado y tutti fruti.

A Pablo acompañan otros tres musicazos: El califal Kiko Guerrero, otro Kiko, su querido amigo Kiko Vega, veterano teclista y técnico de grabación, y Jorge “Flaco” Barral de los mágicos azahares.

¿Qué se puede esperar de un equipo como este?
Pues un concierto de 1ª con calidad asegurada.

Y ahí estaban estos cuatro aventureros. Cada uno con su propia personalidad y forma de tocar. Vega, aportaba unos teclados a lo Hammond con magníficas texturas y algún otro exquisito solo. Flaco parecía deslizarse por el escenario como un jaguar, con un estilo y una forma de tocar muy distinta a los actuales bajistas. Él deslizaba sus dedos por el mástil con una delicadeza y gusto especial. Kiko Guerrero volvía a sorprendernos con sus toques imanoides, sus cambios de ritmo y su precisión en platos y timbales. Y nos falta Guitarro, ese personaje divertido y captador de público, que nos engancha a todos y nos pasea por todo tipo de músicas de forma que hasta lo más comercial lo convierte en interesante.

De este cuarteto sorprende la gran espiritualidad y vitalidad de Flaco (legendario músico uruguayo de los grupos Opus Alpha y Días de Blues, que después llegó a nuestro país y se sumó rápidamente al fenómeno musical con Hilario Camacho, Azahar y Azabache) y Kiko Guerrero (originario del grupo Los Solos y conocido por todos por los buenos momentos que nos ofreció con Imán). Fue todo un lujo tenerlos juntos después de tantos años.

La noche fluyó entre temas de Guitarro y su disco, otros aportados por Flaco en sus diferentes etapas musicales y versiones que iban desde Clapton, Prince, Floyd, Beatles, Dire Straits o Cocker.


Daba igual lo que se interpretaba porque todo sonaba bien y es que cuando hay calidad en el escenario hay licencia para interpretar
.


Pequeños apuntes que hicieron especial la noche: Flaco usó un Talk Box con el que modificaba su voz a través de la guitarra, algo inusual en nuestro país, que nos acercaba al mejor de los Frampton; Pablo cambiaba de guitarra, no por capricho, sino para conseguir mayor amalgama de sonido; Un momento especial fue escuchar sones de los Tarantos del Califato, magistralmente interpretados con texturas y arreglos distintos. Fue sólo un momento, pero vaya momento…

Hay que repetir más estos encuentros tan especiales. Gracias Pablo por reunirlos/reunirnos y darnos música y vitalidad. Por cierto, de nuevo presente en la sala uno de los grandes promotores del rock andaluz, Gonzalo García Pelayo.

Fotos: Arabiand Rock y Rosa Romero